Drones innovadores con inteligencia artificial ayudan a los agricultores en el control de plagas

Los drones equipados con inteligencia artificial se han convertido en aliados inesperados para los agricultores en la batalla contra los insectos dañinos, aportando un nuevo nivel de eficiencia y reduciendo el trabajo y la energía tradicionalmente requeridos para el control de plagas. Los científicos han combinado la precisión de la inteligencia artificial con la agilidad de los drones para mejorar los resultados en el manejo de plagas agrícolas.

La chinche apestosa, conocida formalmente como Halyomorpha halys, ha representado un desafío significativo para los dueños de huertos de frutas en América del Norte y el sur de Europa. Estimaciones recientes señalan que estas plagas causaron aproximadamente $640 millones de dólares en daños a los cultivos italianos solo en 2019. Enfoques convencionales como trampas de feromonas y muestreos visuales demandan mucho trabajo y se vuelven menos factibles para operaciones a gran escala.

Investigadores liderados por la profesora asociada Lara Maistrello de la Universidad de Módena, en el Departamento de Ciencias de la Vida, han estado desarrollando métodos que ahorran tiempo y energía. El equipo diseñó un protocolo de vuelo automático que permite a los drones capturar imágenes de alta resolución de huertos de perales desde una altura de 26 pies, causando menos perturbaciones en los movimientos de las plagas en comparación con observadores humanos.

Interesantemente, las chinches adultas a menudo se detenían en respuesta al vuelo del dron, lo que ayudaba a capturar imágenes claras con las cámaras a bordo. Estas imágenes luego se utilizaron para entrenar modelos de inteligencia artificial para identificar infestaciones de plagas. Los modelos entrenados con estos datos resultaron ser 97% precisos en la detección de las chinches apestosas, superando a los entrenados desde cero. La técnica no solo es más efectiva, sino que también allana el camino para sistemas integrados de manejo de plagas capaces de adaptarse a diversas condiciones ambientales y meteorológicas.

En una investigación relacionada, equipos académicos de la City University of New York (CUNY), la Universidad de Melbourne, la Universidad RMIT y el Centro de Excelencia ARC en Sistemas Meta-Ópticos Transformadores (TMOS) abordaron los desafíos planteados por las lentes ópticas curvas en el monitoreo ambiental. Esta colaboración subraya los avances innovadores que se están logrando en el uso de la tecnología para proteger y mantener la agricultura sostenible.

Principales Preguntas y Respuestas:

1. ¿Qué tipo de inteligencia artificial se utiliza en estos drones?
La inteligencia artificial utilizada en estos drones se basa en modelos de visión por computadora y aprendizaje automático. La IA ha sido entrenada con imágenes de alta resolución para detectar e identificar infestaciones de plagas con alta precisión.

2. ¿En qué se diferencian los drones mejorados con IA de los métodos tradicionales de control de plagas?
Los métodos tradicionales de control de plagas a menudo involucran prácticas intensivas en mano de obra como trampas de feromonas y muestreos visuales. Los drones mejorados con IA reducen la mano de obra y pueden operar en áreas más extensas, lo que hace que el control de plagas sea más eficaz y factible para operaciones a gran escala.

3. ¿Existen limitaciones en el uso de drones en la agricultura?
Sí, existen limitaciones como restricciones regulatorias, la necesidad de operadores capacitados, posibles disturbios a la vida silvestre, limitaciones en la vida útil de las baterías y la capacidad de carga, y los costos iniciales de inversión.

Desafíos Clave o Controversias:

– Cumplimiento Normativo: Los drones deben cumplir con las regulaciones de aviación, que pueden variar según la región y afectar la implementación de la tecnología de drones en la agricultura.
– Privacidad de Datos: La recopilación y gestión de los datos capturados por los drones puede plantear preocupaciones de privacidad, especialmente si los drones capturan imágenes más allá de las tierras agrícolas previstas.
– Limitaciones Técnicas: La tecnología actual de baterías limita el tiempo de vuelo y, en consecuencia, el rango operativo de los drones. Además, la IA requiere una potencia informática y datos sustanciales, lo que puede ser una limitación en áreas remotas o rurales.
– Integración con Prácticas Existentes: Integrar drones en las prácticas agrícolas existentes puede requerir una capacitación significativa y cambios en los sistemas actuales.

Ventajas y Desventajas:

Ventajas:
– Mayor Eficiencia: Los drones cubren áreas grandes rápidamente y pueden operar de forma autónoma, reduciendo los costos laborales.
– Alta Precisión: Los modelos de IA pueden alcanzar hasta un 97% de precisión en la detección de plagas, lo que permite aplicaciones más precisas de pesticidas.
– Reducción del Uso de Sustancias Químicas: Al dirigirse a áreas específicas, los drones pueden minimizar el uso de productos químicos, beneficiando al medio ambiente y potencialmente reduciendo costos.

Desventajas:
– Inversión Inicial: Los drones equipados con IA pueden ser costosos de adquirir y configurar.
– Dependencia del Clima: Los drones pueden estar limitados por condiciones climáticas como vientos fuertes, lluvia o temperaturas extremas, que pueden afectar las capacidades de vuelo.
– Requerimiento de Habilidades Técnicas: Los agricultores pueden necesitar capacitación para operar y mantener tecnologías de drones sofisticadas de manera efectiva.

Relacionado con el uso de tecnología en la agricultura, aquí tienes un enlace confiable donde puedes encontrar más información: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Privacy policy
Contact